21 octubre, 2015

Cómo Limpiar el Horno Bien y Sin Tóxicos


Limpiar el horno es una tarea ingrata, para que nos vamos a engañar. Y si a eso le añadimos productos químicos agresivos, la cosa empeora. Por mucho que estos limpiadores se empleen con mascarilla o con la ventana abierta, resulta un auténtico suplicio respirar esos vapores al mismo tiempo que se frota hasta la extenuación.

 
Y qué decir de lo que la mayoría pensamos al limpiar con esos productos: que si se queda algún residuo de esos tóxicos en el horno, por muy bien que aclaremos, pasarán a la comida.

 
Cada vez me apetece más usar productos naturales, ya sea a la hora de comer, de cuidar mi piel o de limpiar. Por eso aquí te traigo algunos trucos que te ayudarán a limpiar el horno de forma más natural y respetuosa con tu salud, además de efectiva. Además, estos trucos suponen un ahorro para tu bolsillo.

 
Aquí tienes los trucos. ¿Tienes preparados los guantes?


Cómo limpiar el horno de forma eficiente y sin tóxicos


En general

 
Cocina con poca grasa y a una temperatura baja. Así salpicará menos grasa y el horno se ensuciará menos.


Pon papel de horno en la bandeja del horno, así evitarás que la grasa y los restos de comida se peguen. Luego sólo tendrás que retirar el papel y lavarás mucho más fácilmente la bandeja. El papel de aluminio también sirve, aunque puede rayar la bandeja.


No dejes que se ensucie demasiado. Procura limpiarlo bien después de cada uso. Cuanto más se resequen la suciedad y la grasa en el horno, más difícil será eliminarlas.

 
No utilices elementos abrasivos para la limpieza de paredes y resistencias: estropajos de aluminio, cepillos con cerdas muy ásperas, productos en polvo y muy corrosivos...


Guantes de cocina
Siempre que puedas, limpia con guantes
Utiliza siempre guantes. Aunque los productos que te propongo son más o menos naturales, el contacto continuado puede ser abrasivo para tu piel. Además, los guantes te protegerán en caso de que roces con alguna zona afilada o cortante. 

 
Procura limpiar el horno en caliente. No quiere decir que te tengas que quemar, por supuesto, pero sí que tenga una cierta temperatura para facilitar la limpieza. El calor hará que la grasa y la suciedad se despeguen mejor de la superficie.


Por cierto, para templar el horno antes de limpiarlo, hazlo con la puerta del horno cerrada. Si la abres, todo el calor irá hacia arriba y es fácil que los muebles o superficies que estén en la zona superior del horno se deterioren. 


Antes de limpiar, retira las migas y limpia con un trozo de papel de cocina la grasa y la suciedad más visible. Así facilitarás la limpieza posterior.


Si lo que se ha caído en el horno es líquido, retira la mayor parte poniendo sal para que absorba toda la humedad posible. Luego sólo tendrás que eliminar la pasta que se habrá formado con un poco de papel de cocina. 


Limpia las resistencias sólo con una bayeta ligeramente humedecida. 


Acuérdate de sacar todos los elementos removibles del horno antes de limpiarlo y lávalos aparte. Déjalos secar bien antes de volverlos a introducir en el horno.


Con bicarbonato y agua


BicarbonatoMezcla bicarbonato de sodio con agua del grifo, con un proporción aproximada de 1 cucharada sopera por 200 ml. de agua. 


Puedes aplicarla con una bayeta, aunque es mucho más cómodo introducir la mezcla en un bote con pulverizador. Una vez pulverizada por todo el horno, permite que actúe el bicarbonato y el agua durante un par de horas y luego aclara. Si la superficie interior está muy sucia, deja la mezcla toda la noche en exposición y aclara al día siguiente. 

 
Otra opción es preparar una pasta con bicarbonato y agua y aplicarla dentro del horno, insistiendo en las zonas más sucias. Déjala actuar al menos 2 horas y luego aclara. Si la suciedad es importante, déjalo toda la noche, como en el caso anterior. 


Puedes enriquecer esta pasta con sal, para que la limpieza sea más exhaustiva gracias a su textura granulada, puesto que es más abrasiva. Eso sí, tendrás que tener mucho cuidado al limpiar la pasta, para no rayar el interior. 
 

También puedes añadir vinagre o limón a la mezcla para aumentar su poder limpiador y desodorizante. O aclarar la pasta con agua y vinagre o agua y limón, a tu gusto.

 
Un inconveniente que tiene el bicarbonato es que puede dejar residuos, así que tendrás que esmerarte en el aclarado. Te darás cuenta enseguida si no has aclarado completamente, porque quedarán unas manchas blanquecinas.


Con levadura y agua


Levadura
Mezcla levadura y agua hasta hacer una pasta y aplícala por toda la superficie interior del horno. Déjala actuar un par de horas, más tiempo si la suciedad está muy incrustada. Luego aclara bien con una bayeta y agua del grifo. 


También puedes aclarar con agua mezclada con vinagre blanco, para aumentar la efectividad. Además, el vinagre ayudará a eliminar los malos olores que hayan podido quedar. No te asustes si al vaporizar el vinagre se crea una especie de espuma, es una reacción química (inocua) de la levadura y el vinagre.

 
Este truco funciona a la perfección para limpiar comida pegada de ollas, cacerolas y sartenes.


SalCon sal y agua


Haz una pasta con agua y sal y ponla sobre las manchas de comida pegada o grasa. Déjala reposar un par de horas y luego retírala con una bayeta, pero con cuidado de no rayar las paredes.


Con limón y agua

 
Introduce en un recipiente hondo (apto para el horno) limones partidos por la mitad, con agua a la que habrás añadido el jugo de esos limones. 

 
Limones
Calienta el horno a 280º durante 20-30 minutos, deja templar el horno y limpia las superficies. 


Al calentar el agua con el limón se generará un vapor que se pegará a las superficies. Ese vapor llevará consigo el jugo del limón, que es desengrasante, limpiador, desinfectante y desodorizante. Luego sólo tienes que pasar un estropajo suave y/o una bayeta y secar. Si no se ha quitado toda la grasa, utiliza el agua con limón del recipiente para darle una segunda pasada y luego aclara. 

 
Este truco también es perfecto para el microondas. 


¿A que ahora ya no te da pereza poner el horno en marcha?





Post relacionados:    

Trucos para Ahorrar en Productos de Limpieza
Cómo Limpiar el Teclado del Ordenador Sin Dañarlo  
10 Consejos para Limpiar Tus Dispositivos Móviles  
Trucos para Mantener y Limpiar el Terciopelo  
Cómo Limpiar y Mantener el Charol

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico