26 julio, 2017

Trucos para Comprar la Mejor Fruta

Las frutas y verduras son imprescindibles en una nutrición saludable. Ya sabes el tan repetido "5 raciones de fruta o verdura al día". Pero no siempre se cumple, en muchos casos porque cuando las comemos no tienen un buen sabor o una textura agradable y preferimos otro tipo de alimentos que nos resultan más atractivos y sabrosos. Claro que si una verdura insípida es difícil de comer, si se trata de una fruta puede ser misión imposible, sobre todo en el caso de niños y adolescentes. Y eso comienza con la compra.


Para ayudarte a elegir la mejor fruta en este post te quiero dar algunos consejos útiles que puedes poner en práctica en tu próxima compra. No te los puedes perder...


Trucos para comprar la mejor fruta


La frutería


Compra en las fruterías pequeñas de tu barrio o los puestos del mercado, es una gran idea. Las grandes cadenas compran la fruta en grandes cantidades, por lo que suelen estar verdes o ser de variedades que priman la duración sobre el sabor. Mientras que las fruterías tradicionales suelen tener fruta en un mejor punto de maduración y con mejor sabor, porque no compran grandes cantidades, surtiéndose de producto a diario en muchos casos. Cuando hablo de frutería pequeña me refiero a las más tradicionales y familiares, las que venden fruta a bajo coste también suelen comprar grandes cantidades, para que les salga más barato y no se les eche a perder, así que acaba teniendo un producto similar al de las grandes superficies, incluso de peor calidad al comprar a precio.


Busca una frutería de confianza. Es importante que el establecimiento tenga un buen producto, por supuesto, pero que también en el que te aconsejen qué te conviene comprar (o no), que te sirvan de forma honesta (que no te ponga piezas golpeadas o dañadas a precio de fruta de buena calidad) y que mantengan la higiene en las instalaciones y en el servicio.


Otra opción que puedes valorar es comprar directamente a los productores. Hay multitud de agricultores y cooperativas que venden su mercancía on-line directamente y a un buen precio, puesto que no hay intermediarios. Puedes consultar algunos de los productores que venden directamente al consumidor en la OCU. Además de mercados de productores que promueven ayuntamientos y otras organizaciones, como el que hay en Madrid.


Frutas


Dile no a los autoservicios. Cuando la fruta se manosea y se trata sin cuidado se acaba estropeando, y eso sucede cuando hay decena de personas eligiendo las piezas que se quieren llevar. Hay quien mira si las peras están en su punto clavándole las uñas, quien golpea sin piedad las sandías para saber si están maduras o aprieta tanto los kiwis para encontrar el más dulce, que le deja las huellas dactilares marcadas. Y todo eso sin guantes... y sin haberse lavado las manos en ningún momento del día. Muchas veces esos daños no son visibles, pero tú te llevas la fruta ya dañada a casa. Por eso te recomiendo los establecimientos atendidos por personal especializado, en los que no dejen manosear la mercancía.


Precio vs calidad


No asocies los precios elevados a la buena calidad, y al contrario. Hay muchos establecimientos que, por la zona en la que están situados o porque se etiquetan como especializadas o gourmet (?), tienen la fruta a precio de oro... y con el mismo sabor y textura que el dorado metal. Doy fe de que hay corners de fruta gourmet en algunos hipermercado que tienen verdaderos bodrios, y bodrios que son muy caros. Cuidado con esto.


Siempre de temporada


La mejor opción es comprar frutas de temporada. Si compras alimentos que están fuera de temporada, puedes dar por seguro que su calidad no será óptima. Cuando comes cerezas en diciembre, no vienen del Valle del Jerte, dalo por seguro, así que vendrán de lugares tan lejanos como Australia. Imagina  cuánto tiempo necesitan las cerezas para llegar desde la explotación en la que se recolectan hasta que llegan aquí; así que deben ser de variedades resistentes (y mucho más insípidas) y que se recolecta sin llegar a su punto de maduración, puesto que es una fruta muy delicada... y que no madura después de recolectada. Y esto sucede con todo tipo de frutas que no son de temporada, además de tener un precio de venta que casi requiere pedir un crédito.


Manzanas


Cuestión de cantidad


Adquiere sólo la fruta que vayas a consumir en pocos días. No acumules mucha cantidad, porque probablemente se acabe estropeando. Los cítricos, melones y sandías suelen aguantar en buenas condiciones más tiempo, siempre que no sea abran, pero la fruta se echa a perder a los pocos días, sobre todo si no se conserva adecuadamente.


La elección


Lo ideal es comprar la fruta en su punto, pero si te es imposible conseguirlo, es mejor que esté verde en lugar de demasiado madura. Si compras pocas piezas, podrás pedir que te las den en el punto perfecto de consumo, puesto que no tendrás que anteponer la duración a la maduración. Pero si te conviene comprar de más, opta por que esté tirando a verde. Una fruta verde madura en las condiciones adecuadas, salvo las que no experimentan cambios después de su recolección; una fruta madura acaba estropeándose enseguida.


No te dejes impresionar por el aspecto de la fruta, sólo te garantiza que es bonita, no que tenga buen sabor. Ese brillo tan increíble que ves en algunas piezas, no significa obligatoriamente que sean de buena calidad (que puede ser que sí), sino de la aplicación de un lavado y encerado para hacerlas más atractivas.


Cerezas


No compres las frutas que estén golpeadas, picadas o rayadas. Una cosa es que no te fijes únicamente en que la fruta sea bonita, otra muy distinta es que aceptes piezas dañadas. Si tiene zonas negras o parduzcas (y no proceden del proceso natural de maduración, como el del plátano), golpes, zonas picadas por los pájaros o porque alguien le ha clavado la uña (hay quien comprueba la maduración así) o tiene rayaduras (no hablo del melón y otras frutas que las tienen naturalmente), implica que la fruta ya está dañada o lo estará en breve, porque por esas heridas comienza a estropearse. Por cierto, culturilla general: los golpes en la fruta se llaman macas.


Fíate de tu olfato. Si la fruta huele como debería hacerlo la variedad, es que tendrá más sabor y estará en mejor punto de maduración. Si no tiene olor o este te recuerda a la fruta pasada, no la compres, porque estará verde, insípida o pasada. 


Si compras cítricos, dile no a los que parezca muy ligeros. Una naranja o un limón que tenga pulpa y zumo abundante pesarán más que los que tengan la piel gruesa y esté secos por dentro. También deberías fijarte en la piel: si es fina y lisa, estarán más jugosos y plenos por dentro; si tienen la piel áspera, también será más gruesa y tendrán menos pulpa y jugo dentro.


No compres piezas que tengan zonas verdes o blanquecinas, siempre que no sea el tono natural de la fruta. Si una manzana golden tiene zonas verdes, cuando tendría que ser amarilla, no la compres, porque estará poco madura.


Elige la fruta que tenga colores vivos, eso significa que han madurado correctamente y tendrán mejor sabor. 


Evita comprar frutas cortadas y peladas. Aunque son una opción cómoda, perfecta para quienes tienen poco tiempo o mucha pereza, lo cierto es que se han manipulado, se suelen utilizar productos añadidos para alargar su conservación y evitar que pardeen y puede que no se hayan conservado correctamente en algún punto de la distribución. Mejor fruta fresca, aunque haya que dedicarle unos minutos a prepararla.


Plátanos


Como reutilizar la fruta en malas condiciones


Si por lo que sea te han colado piezas que están estropeadas o te has despistado y se te han puesto malas, no las tires. Quítales la parte dañada y utiliza el resto para hacer compotas, macedonias, smoothies, helados o para añadirla a la repostería. Incluso puedes utilizarla para incorporarla como guarnición con platos salados. Por ejemplo, puedes añadir trozos de manzana o pera a la lombarda a la hora de rehogarla acompañándola con piñones; o incluso dorarlos y luego mezclarlos con arroz integral y setas.


Vamos, a por el carro de la compra...




Información de interés:

¿Cuánto es una ración de frutas y hortalizas?


Post relacionados:

Cómo Hacer la Lista de la Compra Perfecta 
Trucos para no Desperdiciar Comida
Ensalada Fresca y Económica Siempre a Mano 


La primera vez que apareció el post Trucos para Comprar la Mejor Fruta fue en el blog de La Meiga y Su Caldero.



Licencia de Creative Commons
Trucos para comprar la mejor fruta by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico