18 enero, 2017

Uso Correcto del Baño en el Trabajo

El uso del baño en el trabajo o en espacios comunes es una de esas acciones cotidianas en las que se demuestra la buena educación y el respeto por el prójimo. Todos hemos utilizado algún baño compartido con compañeros y hemos sufrido la desconsideración ajena, ¿verdad? Falta de higiene, poca discreción, abuso del espacio común para uso particular... son sólo algunos ejemplos de esta falta de consideración que se suele sufrir en este tipo de lugares.


Aunque sé que sabes perfectamente cuáles son las normas básicas para el uso correcto del baño en el trabajo, no está de más ponerlas por escrito, porque quizás algún compañero necesite que le pases el enlace de este post ;)


Uso correcto del baño en el trabajo


1.- Ten presente que los aseos de la oficina no son los de tu propia casa. Son un espacio compartido que hay que respetar.


2.- No hace falta anunciar que se va al baño, y mucho menos informar acerca de lo que se pretende hacer en él.


3.- Tampoco hace falta comentar lo que hacen o han hecho los demás en el baño. Ni tampoco lo que han dicho. 


4.- Si sólo hay un baño y está ocupado, no agobies a la persona que está dentro. Vete y vuelve de nuevo unos minutos más tarde o, si es posible, utilizar el de otra planta. Dale al otro algo de tiempo y privacidad.


5.- Antes de entrar en una cabina, mira si se ve a alguien dentro. En los aseos con puertas partidas, la pista te la darán los pies que se vean por debajo o la luz encendida. En los que la tienen competamente cerrada, el indicador de algunos picaportes o el ruido también son indicios de que está ocupado. Si no lo tienes claro, llama suavemente y espera respuesta. Lo que nunca debes hacer es abrir la puerta como un huracán.


6.- Cierra la puerta con pestillo cuando utilices la cabina. Si no tiene cerradura, sujeta la puerta con la mano o el pie para impedir la entrada. Si no lo haces, es probable que alguien abra la puerta y te vea en circunstancias incómodas. Lo más curioso es que hay personas que utilizan el aseo con la puerta entreabierta y luego se enfadan muchísimo cuando abren la puerta sin darse cuenta que está ocupado. ¿Será que tienen algún trauma infantil con las puertas cerradas?


Papel higiénico de colores7.- Antes de hacer uso de la cabina, cerciórate de que hay papel higiénico disponible. Si no es así, cambia de cabina o pide que lo reponga la persona responsable, o hazlo tú si los de repuesto están accesibles.


8.- En caso de que no haya papel higiénico, jabón, toallas de papel o cualquier otro suministro, comunícalo al responsable o reponlo tú, si es que lo hacéis así en tu trabajo. La idea es que la persona que lo utilice después no se encuentre sin los artículos higiénicos que pueda necesitar.


9.- No tires papeles y otros desperdicios al suelo. 


10.- Utiliza todos los elementos a tu alcance para dejar el inodoro tal y como lo has encontrado, desde la escobilla hasta la cadena de la cisterna.


11.- En el caso de los chicos, es importante mantener la intimidad de los otros a la hora de utilizar el urinario. Si puedes dejar uno o más espacios libres entre ambos, mucho mejor. Si no es posible, porque están todos en uso, al menos ten cuidado de no establecer contacto físico alguno con la otra persona, ni siquiera codos o pies.


12.- En el caso de las chicas, es importante utilizar los recipientes adecuados para depositar los productos íntimos. Hay dos cosas que es imperdonable hacer en estos casos: depositarlos en el inodoro o en la papelera sin envolverlos convenientemente.


Aseo13.- No utilices el lavabo para lavarte otra cosa que no sean tus manos o tu cara. Refrescar tus pies o tus axilas no es lo más apropiado en un baño compartido con tus compañeros de oficina. Si necesitas hacerlo, utiliza toallitas o esponjas humedecidas y hazlo dentro de una cabina.


14.- Si te lavas los dientes, procura hacerlo de forma discreta y limpia luego cualquier resto de pasta que pueda haber quedado en el lavabo. 


15.- No hables por teléfono móvil en el baño, mucho menos si estás utilizando la cabina. Aunque haya quien no se lo crea, se oye todo a través del móvil. Por no hablar de que puedes mantener conversaciones confidenciales que no todo el mundo debería escuchar.


16.- No te lleves lectura al baño. No hay nada que haga peor efecto que ver entrar al aseo al típico (o típica) compañero que se lleva el periódico o la revista a media mañana.


17.- Se discreto a la hora de mantener conversaciones en el baño de la oficina. Primero, porque es de mal gusto utilizar un lugar así para charlar. Segundo, porque es fácil dar la impresión a jefes y compañeros de que los participantes en la conversación estáis perdiendo el tiempo cotorreando en el aseo. Y, tercero, porque nunca se sabe quién más está en el baño y que probablemente no tendría que escuchar lo que estáis diciendo.


18.- No mires a los otros usuarios de forma insistente y descarada. Permíteles un mínimo de intimidad.


19.- No estreches la mano a nadie en el baño, ni dentro ni justo al salir de él. Por motivos obvios...


20.- Si vas a beber agua, no lo hagas directamente del grifo. Es una falta de higiene y de consideración hacia tus compañeros. Utiliza un vaso o una botella.


Peinándose en el baño de la oficina
21.- El lavabo del baño de la oficina no es el mejor lugar para peinarse, si debes utilizarlo, hazlo cuando esté vacío y no molestes a nadie. Y, por supuesto, limpia los pelitos que puedan haber caído. Si debes utilizar laca, hazlo con mucha moderación para no molestar, especialmente si la ventilación no es buena. Esto también es válido para el perfume.


22.- Tampoco deberías maquillarte en los aseos de la empresa. Si debes hacerlo, que sea un simple retoque, no un maquillaje completo. Y evita extender todos los artículos de tu neceser sobre el lavabo, por respeto a tus compañeras... y por higiene.


23.- Lávate las manos, siempre. Y, cuando lo hagas, sécatelas bien, sobre todo antes de tocar el picaporte de la puerta para salir. A nadie nos gusta tocar el pomo de la puerta y encontrárnoslo húmedo. 


24.- Y, por favor, no utilices el baño para comer o beber algo más que agua. Por ti y por los demás.






Post relacionados:

Cómo Comportarse en un Restaurante (I)
Cómo Comportarse en un Restaurante (II)
El Lenguaje de los Cubiertos en la Mesa
Cómo Recibir Regalos con Elegancia 


La primera vez que apareció el post Uso Correcto del Baño en el Trabajo fue en el blog de La Meiga y Su Caldero.


Licencia de Creative Commons
Uso correcto del baño en el trabajo by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico