11 mayo, 2016

Trucos Útiles para Prevenir y Evitar el Olor en los Pies

¿Quién no ha sufrido el mal olor en los pies, ya sea en primera persona o por poderes, si el aromático es alguien cercano? Y agradable no es, no.


El mal olor en los pies suele ser debido principalmente a la bacterias, aunque los hongos, los problemas metabólicos o la ingesta de ciertos medicamentos o alimentos también pueden influir a la hora de sufrirlo.


Para evitarlo y combatirlo, a continuación encontrarás algunos trucos.



Trucos útiles para prevenir el olor en los pies


Antes de nada


Mi consejo es que si tu problema es realmente grave, consultes con un podólogo o un dermatólogo, para que descarte posibles enfermedades graves o te ponga un tratamiento adecuado.

 
Si tu exceso de sudoración y mal olor en los pies es más incómodo que preocupante, en este post encontrarás algunos consejos que te ayudarán a prevenirlo y combatirlo.

 
La higiene


Pies descalzosLávate los pies a diario con agua y un jabón neutro.  Acláralos bien para que no quede ningún resto de jabón.

 
Sécatelos a conciencia, insistiendo en la zona entre los dedos. La humedad provoca el crecimiento de bacterias y hongos en los pies, y por tanto mal olor. 


Si vas al gym o a la piscina, no te olvides de ponerte chanclas para evitar hongos. Si se te han olvidado en casa, es mejor que te duches con los calcetines puestos, antes que lo hagas con los pies desnudos. 

 
El calzado


Procura usar zapatos con materiales transpirables, para evitar el sudor y el olor.


Si normalmente no te huelen los pies, pero sí te ocurre con un calzado en concreto, mi consejo es que lo deseches, porque es el material el que provoca tu problema. 


No utilices el mismo par de zapatos varios días seguidos, porque no dejarás que respiren y se sequen bien entre uso y uso, lo que producirá un olor nada agradable que también acabará en tus pies.


ZapatosCuando llegue el calor, evita los zapatos cerrados, así podrán respirar y te transpirarán menos. 

 
Si tus pies tienen tendencia a sudar mucho o has estado caminando con ellos puestos todo el día, deja que los zapatos se aireen antes de guardarlos. 


Para evitar que el pie te sude en exceso, te recomiendo que utilices calcetines 100% algodón o lino o los llamados técnicos si vas a hacer deporte. 

 
Las plantillas


Si usas plantillas, procura que éstas sean transpirables para evitar los malos olores. 


Algunas plantillas (gel, silicona, cuero...) las podrás limpiar con un paño humedecido muy ligeramente con agua y un poquito de jabón y secándolas bien después. Si sigue quedando suciedad puedes frotarlas suavemente con un cepillo suave y unas gotas de agua y jabón y cuidando que se sequen del todo. Para las plantillas deportivas, lo ideal es utilizar productos de desinfección específico para ese tipo de calzado. Las de que tienen forro textil (no todas) se puedes lavar con agua fría y un jabón suave. Lo que no te recomiendo en ningún caso es meterlas en la lavadora. 

 
Procura utilizar calcetines o medias con tus zapatos, para evitar que el sudor impregne directamente el zapato o la plantilla.

 
La prevención


Para prevenir o solucionar el mal olor en los zapatos, puedes guardarlos con unas ramitas de hierbas aromáticas, como la lavanda, la salvia o el romero. También puedes utilizar unas cáscaras de cítricos (limón, naranja, lima o bergamota). Incluso puedes colocar unos algodones impregnados con unas gotitas de aceite esencial del árbol del té o salvia. Eso sí, ten cuidado de ninguno de estos remedios pueda manchar el zapatos. Para ello puedes introducirlos en unas bolsitas de tela o envueltos en una gasa, en un pañuelo de papel o un tisú.

 
Espolvorea tus pies y zapatos con polvos de talco, bicarbonato sódico o almidón de maíz. Así evitarás la transpiración y, en caso de que la haya, secará la zona y evitará la humedad y el mal olor.

 
Si vas a utilizar polvos de talco, ten cuidado de no inhalarlos, sobre todo si los usas al diario, porque no es nada saludable. Procura echarte el talco con cuidado para evitar que se forme una nube de polvo, y hazlo lo más cerca posible de la zona en la que quieras que se depositen. 


Otro truco también en polvo es el bórax, aunque es mejor que lo utilices en los zapatos, no directamente sobre los pies. 


Y también puedes utilizar el antitranspirante corporal habitual sobre tus pies, siempre que tengas cuidado de que se seque antes de calzarte, porque si no te resbalarán los pies dentro de los zapatos.
 

Cómo eliminar el mal olor


Las sales de Epson disueltas en agua tibia son un buen remedio, porque eliminan toxinas de la piel, combaten las bacterias y neutralizan el mal olor. Además, son una gran ayuda para mejorar la circulación y la hinchazón de pies y tobillos. 


La infusión de lavanda, salvia o romero también es un gran aliado para luchar con el olor desagradable en los pies. Haz una infusión fuerte y una vez reposada añádela a un barreño con 2 ó 3 litros de agua tibia, dejando los pies en remojo durante 15-20 minutos. 


Baño de pies de salviaOtra infusión que también funciona es la de té negro. Utiliza 2 bolsitas por cada litro de agua que vayas a utilizar. Deja infusionar unos 15 minutos las bolsitas en un poco de agua y luego mézclalas con agua tibia. Deja los pies en remojo entre 15 y 20 minutos. Luego aclara, porque sino terminarás con los pies más oscuros que el resto del cuerpo. El té es astringente y te ayudará a que tus pies suden menos. Para que esto funcione tendrás que hacerlos varios días seguidos, no menos de 1 semana. Un consejo plus: aplícate vaselina en las uñas de los pies para que no se te tinten.

 
Tampoco podía faltar el socorrido vinagre blanco, que lo mismo sirve para aliñar una ensalada que para quitar una mancha de vino tinto... o el mal olor en los pies. Pon 1 cucharada sopera de vinagre por litro de agua deja los pies en remojo los consabidos 15-20 minutos. Luego aclara para quitarte el aroma del vinagre. 

 
El aceite del árbol del té también se puede aplicar en los pies para prevenir y eliminar el mal olor. Diluye unas gotas en agua y moja un paño con esta solución, pasándotela por la planta del pie y los espacios entre los dedos. Por cierto este remedio también sirve para prevenir los hongos, si piensas que puedes estar en riesgo de contraerlos, por andar descalza en lugares poco confiables.

 
¿Tienes algún otro truco infalible para prevenir y eliminar el mal olor en los pies?

 




Post relacionados:

Trucos para Ensanchar los Zapatos
18 Tips para Aguantar el Tipo con Taconazos
Cómo Limpiar y Mantener el Charol
Cómo Limpiar y Matener Tu Calzado de Ante y Nobuk  


La primera vez que apareció este post fue en el blog de La Meiga y Su Caldero.


Licencia de Creative Commons
Trucos útiles para prevenir y evitar el olor en los pies by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico