30 marzo, 2016

Trucos de Planchado (Muy) Fácil

Planchar es probablemente una de las tareas domésticas más incómodas. Y es que hay veces que es más fácil luchar contra las arrugas de la piel que con las de la ropa.


Para ayudarte con esta labor, aquí te dejo unos cuantos trucos de planchado...



Trucos de planchado (muy) fácil


Por el principio


Lee las instrucciones de cada prenda, para poder utilizar el programa de lavado y de plancha adecuado para cada una.


Y léete también el manual de tu lavadora y de tu plancha para sacarles el máximo partido. 


Elige una buena plancha y una buena tabla. Lo ideal es que la plancha sea de vapor, con un peso medio, salidas de vapor suficiente y una buena suela que deslice bien sobre los tejidos. En cuanto a la tabla debería tener un buen tamaño, ser manejable y regulable.


Plancha de vaporOtro punto a tener en cuenta es la funda de la tabla de planchar. Mi consejo es que tenga un tejido que refleje el calor, para ahorrar energía y trabajo. Otro truco es poner una toalla vieja debajo de la funda, para acolchar un poco la tabla, eso facilita el planchado y evita los brillos en las prendas oscuras.


Lo más saludable para ti es que todos los tejidos que entren en contacto con tu piel sean naturales, pero si quieres también un planchado rápido, puedes elegir fibras naturales con mezcla de fibras sintéticas, como el poliéster o la lycra. 


El lavado


Pon distintas lavadoras, según el tipo de tejidos, más allá de la consabida separación de blanco y color. Te recomiendo que también separes las toallas, la ropa deportiva, las prendas que necesitan lavado delicado...


No llenes la lavadora a tope, porque si la ropa está muy apretada dentro del tambor, se llenará de arrugas difíciles de planchar.


Lavadora y secadoraSi la ropa no está muy sucia, opta por los lavados con el agua templada o fría. De esa forma notarás que la ropa se arruga mucho menos. Y ahorrarás energía, que también es interesante.


Pon suavizante en cada lavado. Eso sí, sólo la cantidad justa, porque un exceso puede acabar estropeándola. Si no te gusta utilizar productos químicos para suavizar y desodorizar la ropa, siempre puedes recurrir al socorrido bicarbonato sódico.


Lava la ropa del revés, cierra las cremalleras y abrocha los botones. Así no se enredarán unas prendas con otras y se marcarán.


El secado


Saca la ropa de la lavadora según termine el programa, así evitarás que las prendas se arruguen más y que adquieran olor a humedad.


Sacude bien la ropa antes de tenderla, así extenderás mejor las prendas y luego te costará menos plancharlas. Además, acelerarás el secado.


Tiende la ropa con cuidado para ahorrarte trabajo después. Cuelga en perchas las camisas, blusas y vestidos. Extiende bien las prendas en el tendedero, evitando que se deformen y queden marcas y arrugas. Coloca las pinzas en las zonas más reforzadas de cada prenda, extendiendo todo lo posible. Y utiliza alfileres o imperdibles para mantener cuellos y solapas en su sitio si es necesario.


Así no...


Ropa mal tendida


Así sí...

 
Ropa bien tendida


Pon a secar los pantalones con raya colgados de una percha de pinzas, con cuidado de mantenerlos los filos bien colocados. De esa forma te evitarás mucho esfuerzo después


Si te es posible, seca la ropa en el exterior. No sólo es más saludable, además se darán unas mejores condiciones para el secado y posterior planchado.


Si utilizas secadora, no te olvides de sacar la ropa según acabe.


Utiliza los programas de planchado fácil que tienen algunas secadoras, así podrás planchar las prendas con más facilidad. Procura que siempre quede un poco de humedad en la ropa.


Ropa dobladaCuando recojas la ropa del tendedero dóblala bien para que no se arrugue hasta el momento de planchar las prendas.


El planchado


Si la ropa está muy seca antes de plancharla, puedes humedecerla un poco con un pulverizador. Mejor si es con agua tibia.


Racionaliza el orden de la plancha. Aunque la recomendación general es comenzar por las prendas que necesiten más calor y terminar con las más delicadas, te aconsejo lo contrario. Así irás reduciendo el calor poco a poco y ahorrarás energía. De hecho, algunas prendas delicadas las podrás planchar con el calor residual de la plancha una vez apagada.


Regula correctamente la temperatura y el vapor para cada tipo de prenda.


Ojo, que no todas las prendas necesitan una gran cantidad de vapor, hay algunas que te costará plancharlas si te excedes con él. Sobre todo las que son muy finas o se deforman con facilidad.


Deja enfriar las prendas antes de guardarlas en armarios y cajones, porque si están calientes se arrugarán con los dobleces o el contacto con otras prendas.


PlanchaSi doblas bien las ropa de cama cuando la recojas del tendedero, puedes evitar la plancha. Esto no es válido si son de 100% de fibras naturales, porque necesitarán plancha sí o sí. Puedes planchar las sábanas bajeras dobladas y te evitarás algo de trabajo.


Si utilizas secadora, dobla la ropa de cama antes del secado y te evitarás la plancha.


Como norma plancha la ropa del revés, porque te evitarás disgustos (marcas, brillos, etc.). En el caso de ciertas prendas también tendrás que plancharlas por el derecho, como en el caso de los pantalones.


Para evitar brillos en las prendas oscuras y de lana, pon un paño ligeramente humedecido encima del tejido.


Procura planchar desde las zonas más amplias hacia a las esquinas.


No planches la ropa interior o los calcetines, no sólo por quitarte trabajo, sino porque puedes dañar sus tejidos.


No planches tampoco las toallas, porque pierden su suavidad y su capacidad de secado. Sucede lo mismo con los paños de cocina de rizo.


Algunas prendas que no necesitan mucha plancha, se estiran de forma rápida y fácil rociándolas con el vapor de la plancha mientras las tienes colocadas en la percha.


Si tienes alguna prenda que se plancha muy mal, quizás te compense llevarla al tinte. En casa hay un par de camisas que han podido conmigo, porque me requieren un esfuerzo titánico y que luego no se aprecia en el resultado final. Así que, o las llevo al tinte o me deshago de ellas.


Espero que con estos consejos la tarea de la plancha te sea un poco menos incómoda.





Post relacionados:

18 Consejos para Lavar Tu Ropa Preferida
18 Consejos para Cuidar Tus Toallas 
10 Trucos para Eliminar Definitivamente las Manchas de Grasa
Cómo Eliminar Arrugas y Marcas de las Prendas de Lana 
14 Consejos para Llevar Tu Ropa a la Tintorería 


La primera vez que apareció este post fue en el blog de La Meiga y Su Caldero.


Licencia de Creative Commons
Trucos de planchado muy fácil by La meiga y su calder - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico