17 febrero, 2016

Tips para Descongelar Alimentos de Forma Segura

La congelación de alimentos, hay que reconocerlo, es un gran invento. Nos facilita las cosas a la hora de tener a nuestra disposición todo tipo de alimentos, sin necesidad de ir a hacer la compra o cocinar a diario.


Pero toda congelación tiene una descongelación... y ahí es donde suele estar la dificultad. Como necesitamos cierto tiempo para descongelar y cada vez somos más impacientes, tendemos a utilizar técnicas que pueden poner en peligro nuestra salud. Una de las prácticas de riesgo más nabituales: descongelar a temperatura ambiente.


Y es que los alimentos pueden contener microoganismos con muy mala intención que, mientras están en el congelador permanecen tranquilitos, pero que según comienzan a descongelarse, vuelven a estar de lo más activos y dispuestos a enfermarnos.


Por eso es imprescindible realizar una descongelación segura. Si quieres saber más sobre este tema, sigue leyendo...

  
Tips para descongelar de forma segura


En general


  • Protege siempre los alimentos que vayas a congelar. Bolsas, papel o recipientes, lo que prefieras, pero que el alimento no esté nunca en contacto directo con otros alimentos.


  • Acostúmbrate a escribir la fecha de congelación en los paquetes de los alimentos que congeles, porque el frío no garantiza una duración eterna de la comida.


  • Ante la duda, pregunta en tu carnicería o pescadería si el alimento estaba que vas a comprar estaba congelado previamente, porque no podrás congelarlo nuevamente en tu casa, salvo que lo cocines antes. Hay ocasiones en las que se venden alimentos ya descongelados como frescos y esto puede suponer un problema serio.


  • Aunque los alimentos estén cocinados, no es garantía de que hayamos matado a todos los microorganismos nocivos. Por eso es importante descongelarlos de forma segura, puesto que según se traspase la barrera de los 4ºC en la que esos microorganismos están en stand by, vuelven a proliferar con toda impunidad.


  • No descongeles a temperatura ambiente, para evitar que las bacterias puedan comenzar a hacer de las suyas en las partes del alimento que ya han comenzado a descongelarse.


Formas seguras de descongelar alimentos


Nevera



  • Es la forma más adecuada y segura de descongelar la mayor parte de los alimentos.


    Nevera
  • Los cambios de temperatura muy graduales que va experimentando el alimento permiten que sus cualidades se mantengan casi intactas. Y como la temperatura final es baja, no proliferarán los microorganismos nocivos para nuestra salud.


  • Hablando de temperatura, lo ideal es que la nevera esté a 4ºC. Si es más baja, tardará demasiado en descongelarse el alimento, si es más alta, comenzará a entrar en zona roja en cuanto a seguridad. Las bacterias se encuentran a sus anchas y proliferan en temperaturas superiores a 4ºC e inferiores a los 66ºC.


  • El tiempo de descongelación en frigorífico dependerá del tamaño de las piezas, llegando las más grandes a necesitar 24 horas o más. Lo ideal es que congeles los alimentos en porciones para facilitar esta tarea.


  • Como hacen falta unas horas para descongelar totalmente la comida, es importante la planificación de los menús. Y esto no es sólo beneficioso para la descongelación, también lo es para tu salud y la de tu familia, porque es más fácil comer de forma saludable si se programa con antelación. Todos sabemos que cuando no tenemos prevista la comida o la cena somos más propensos a comer cualquier cosa... que casi siempre es calórica y con exceso de grasas.


    Protege siempre los alimentos al congelarlos y descongelarlos
  • No descongeles la comida sin tenerla protegida por una bolsa, envuelta en papel de horno o de aluminio o dentro de un tupperware. De esta forma evitarás que gotee y esté en contacto directo con otros alimentos, lo que podría provocar contaminación cruzada entre ellos.


  • No te olvides de colocar el alimento sobre un plato o, mejor aún, sobre un recipiente con rejilla para que pueda recoger los jugos de la descongelación. Y, ojo, los líquidos que pueda soltar la comida deben ser desechados, puesto que pueden estar contaminados.


  • Es importante consumir la comida descongelada en nevera con rapidez. Ese plazo dependerá del tipo de alimento, aunque no debería superar los 2 ó 3 días como norma general. Si ves que no puedes consumirla en un tiempo razonable, te recomiendo que la cocines durante un par de minutos a más de 70ºC y luego la congeles de nuevo.


Agua fría



  • Es un método interesante para descongelar carnes o pescados en porciones pequeñas en poco tiempo.


  • Sólo tienes que llenar un recipiente con agua fría e introducir el alimento en ella dentro de una bolsa hermética; procurando que la bolsa no flote, para que esté en contacto con el agua lo máximo posible.


No descongeles los alimentos directamente sobre el chorro de agua fría
  • No utilices el agua directamente sobre el alimento, porque perdería su textura y sabor. La excepción: los mariscos, que se pueden descongelar en agua de mar o agua del grifo con sal.


  • Ve cambiando el agua cada 20-30 minutos, porque se irá enfriando poco a poco. Revisa el estado de la descongelación y, cuando esté en su punto, cocina el alimento o introdúcelo en la nevera hasta que vayas a prepararlo. Eso sí, ten en cuenta que este método sólo deberías emplearlo cuando quieras descongerlar y cocinar rápidamente, si vas a dejar pasar más tiempo entre una acción y otra, quizás deberías descongelar en el frigorífico.


Microondas



    Microondas
  • Este método es el ideal para los platos ya cocinados, aunque no es tan bueno para descongelar carnes, pescados y mariscos; porque suelen mantenerse congelados en algunas zonas, mientras otras se cocinan.


  • Si vas a cocinar un plato que luego quieres congelar, procura que no esté muy hecho, de esa forma al descongelar y calentar no quedará demasiado pasado. 


  • Si tu microondas tiene función de descongelado, utilízala según te indique el fabricante en las instrucciones. Si no la tiene y se trata de una porción pequeña, puedes utilizar una potencia media y ponerlo un tiempo de entre 20 y 30 seg. y comprobar el estado en el que está el alimento. Si no se ha descongelado aún, puedes repetir la operación hasta que consigas su total descongelación. Si la porción es grande, tendrás que ir aumentando los tiempos, aunque lo más recomendable es congelar en trozos pequeños o medianos.


  • Procura que haya espacio dentro del microondas, para que la comida pueda descongelarse adecuadamente.


  • Te recomiendo que vayas moviendo el recipiente para que se vaya descongelando de manera uniforme. La mayoría de los microondas tienen zonas que no se calientan por igual, así que es la mejor manera de conseguir una descongelación homogénea.


Sin descongelación previa



    Las verduras y hortalizas no necesitan descongelación previa
  • Las verduras y hortalizas no necesitan descongelación antes de cocinar, de modo que puedes introducirlas directamente en el agua hirviendo o el guiso.


  • Esta forma de descongelación no es muy recomendable para otro tipo de alimentos, aunque si lo haces, ten en cuenta que el alimento puede perder textura y sabor. Y tendrás que contar con un 50% más de tiempo de cocción.


Espero no haberte dejado helada (o helado) con este artículo ;)





Post relacionados:

Cómo Ordenar Bien la Nevera
Cómo Hacer la Lista de la Compra Perfecta
 

La primera vez que apareció este post fue en el blog de La Meiga y Su Caldero.


Licencia de Creative Commons
Tips para descongelar alimentos de forma segura by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico