02 diciembre, 2015

Manteca de Karité: Imprescindible para Tu Piel

Seguro que has oído hablar de la manteca de karité, porque es casi tan popular en la cosmética como el incombustible áloe vera. Y por algo será...


Aunque lo solemos conocer para su uso tópico, el karité es comestible. Y no sólo se utiliza en la cocina de África occidental, probablemente tú también lo hayas comido en forma de manteca, puesto que es un sustituto más económico que la manteca de cacao, algo de lo que se beneficia la industria chocolatera. 


Curiosidades culinarias aparte, la manteca de karité es todo un aliado para tu belleza, no sólo de tu piel, también de tu pelo. Tanto que es uno de esos productos que no puede faltar entre mis must have 


Es toda una joya, de forma casi literal, porque en África se llama "oro de las mujeres". Si quieres saber más acerca de la manteca de karité, sigue leyendo... 



Manteca de karité: imprescindible para tu piel


Beneficios generales de la manteca de karité


Para la piel y el cabello


  • Evita la deshidratación.
  • Es nutritiva.
  • Es regenerante.


Para rostro y cuerpo


  • Combate el envejecimiento.
  • Aumenta la tonicidad y elasticidad.
  • Es antiinflamatoria.
  • Es calmante.
  • Mejora la irritación.
  • Protege de los agentes externos.
  • Es no comedogénica.
  • Es hipoalergénica.


Para qué utilizarla


Antes de darte una lista de los usos que le puedes dar a la manteca de karité, me gustaría dejar constancia de que son de tipo cosmético, para ayudar con el mantenimiento y los problemas leves de la piel o del cabello, no es una medicamento. En caso de que se trate de dolencias graves o crónicas, recomiendo encarecidamente consultar con un dermatólogo o especialista de referencia.


  • Para hidratar, nutrir y evitar el envejecimiento de la piel del rostro, utilizada como una crema facial al uso.

  • Como mascarilla facial, aplicando una capa que cubra todo el rostro (sobre todo las zonas más problemáticas) y retirando después. Si la aplicas por la noche, retírala con un tisú, aprovecha para masajear el resto por toda la cara y no te apliques crema para dejar que actúe durante el sueño.

  • Como primer o prebase natural y sin siliconas. Si aplicas una pequeña cantidad y la distribuyes bien por el rostro, tendrás una estupenda base para aplicar el maquillaje. Eso sí, deja actuar unos minutos antes de maquillarte. 

  • Como desmaquillante, aplicando una pequeña capa en todo el resto y retirando después con un disco de algodón.

  • Como un bálsamo labial, para mejorar los labios agrietados.

  • Para calmar y regenerar la nariz cuando está irritada por alergias y resfriados. Doy fe de que es mágica a la hora de recuperar el aspecto de la nariz. 

    Manos
  • Para proteger, hidratar y nutrir las manos y las uñas. Es perfecta a cualquier hora, pero sobre todo por la noche antes de ir a dormir, extendiendo una cantidad generosa y masajeando. Y si aguantas los guantes de algodón toda la noche, será mucho más efectiva aún. 

  • Para evitar y mejorar las durezas y callos en los pies.

  • Para evitar y combatir los codos y rodillas resecos y agrietados.

  • Para nutrir e hidratar el cuerpo.

  • Para prevenir y combatir las estrías.

  • Para suavizar y regenerar la piel si se hace mucho deporte al aire libre y se toman duchas frecuentes.  

  • Para exfoliar la piel mezclada con harina de avena o azúcar moreno. 

  • Como remedio exprés para conseguir una piel de seda incorporando una cucharada al agua del baño.

    Cabello bonito
  • Como mascarilla nutritiva y regenerante para el cabello; aplicándola en medios y puntas, dejándola actuar 20-30 minutos (mejor si se envuelve el pelo en una toalla caliente) y lavando después.

  • Como sérum para el cabello, utilizando una pequeña cantidad y aplicándolo en las puntas mejora su aspecto y previene el encrespamiento.

  • Para mejorar la sequedad del cuero cabelludo.

  • Para calmar la piel irritada por los efectos del sol, el viento o el frío.

  • Para mejorar y acelerar la curación de heridas, quemaduras y hematomas, siempre que no sean graves y que un especialista haya dado su visto bueno.

  • Como crema hidratante y nutritiva para las personas con acné, puesto que no obstruye los poros ni produce granitos (no comedogénica). Si le añades unas gotas de aceite esencial del árbol del té, mucho mejor.

  • Para después del afeitado o la depilación, como regenerante y calmante.

  • Para la dermatitis del pañal de los bebés.

  • Para las zonas agrietadas e irritadas por la lactancia materna.

  • Incluso si se trata de manteca de karité pura y 100% biológica, puede ser utilizada por personas con sensibilidad química múltiple o SQM (eso sí, siempre consultar antes con el especialista para que de su OK).


Precauciones


  • Ten mucho cuidado con este producto si tienes alergia a los frutos secos o al látex, porque puede ser perjudicial para ti. Consulta a tu médico antes de utiliza la manteca de karité en estos casos, él te dirá si puedes utilízala o si debes hacer alguna prueba de sensibilidad antes.

  • Si tienes algún problema dermatológico grave, tampoco lo utilices sin consultar con un especialista.
 
  • Aunque la manteca de karité tiene cierta capacidad para proteger del sol (como el aceite de sésamo, por ejemplo), esta es muy leve, por lo que no te recomiendo en ningún caso que sustituyas un protector solar adecuado a tu tipo de piel por este producto, por muy natural que sea. Si no vas a exponerte directamente, vas a estar en zona de sombra y no se trata de las horas de más sol del verano... y aún así, yo no me arriesgaría.

  • No la apliques directamente en las mucosas.


Recomendaciones


    Nueces de karité
  • Elige siempre manteca de karité 100% pura y ecológica, que no tenga aditivos, colorantes, perfumes o parabenes. Así te podrás beneficiar de todas sus propiedades sin ninguna interferencia desagradable para tu piel o cabello. Lee los ingredientes y si es pura, verás que sólo aparece uno: Butyrospermun parkii (o Vitallaria paradoxa)

  • Para utilizarla tendrás que frotar una pequeña cantidad entre las palmas de tus manos para que pase de tener una textura mantecosa a una aceitosa, que permite extenderla sin problema. La manteca de karité pura se vuelve líquida con una temperatura de entre 25-28 ºC.

  • Guárdala bien cerrada para que conserve todas sus propiedades, mejor en un lugar fresco y seco.

  • Respeta la fecha de caducidad del envase, aunque suele ser de entre 6 y 12 meses, dependiendo de la pureza del producto.
 
  


Post relacionados:

Manos y Piel Nutridos al Instante
Cómo Hacer tu Propio Bálsamo Labial con Color 
Cómo Tener unas Uñas Fuertes y Sanas
El Aceite de Sésamo, un Aliado para tu Belleza
El Aceite de Aguacate, Elixir de Belleza y Salud 

   


La primera vez que apareció este artículo fue en el blog de La Meiga y Su Caldero.  


Licencia de Creative Commons

La manteca de karité: imprescindible para tu piel by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico