03 junio, 2015

Consejos para que Tu Base de Maquillaje Aguante el Calor

Ya ha llegado el calor. La promesa de piscinas, terrazas, vacaciones y helados ya se ha convertido en realidad. Y la del maquillaje que se derrite inevitablemente con cada grado de más en el termómetro, también.


No hace falta que te diga el efecto que tiene el calor sobre tu base de maquillaje. Seguro que ya la has sufrido antes... o la estás padeciendo ahora mismo, mientras lees este post.


Consejos para que tu base de maquillaje aguante el calor


Para que tu maquillaje dure en perfectas condiciones, incluso el más cálido verano, aquí tienes algunos trucos que espero que te sean útiles.


No te olvides de la preparación... 

  • Comienza el maquillaje a prueba de calores con un paso imprescindible: limpieza. Las bases de maquillaje se fijan y mantienen mejor si la piel está limpia y seca.
 
  • No te olvides de la crema hidratante (y el sérum, si te hace falta). Es fácil pensar que la mezcla de hidratante y color, puede aportar más grasa y brillos, pero no es así. Si ambos productos son los idóneos, no tiene que ocurrir. Y ten en cuenta que el maquillajeno se fija ni permanece sobre una piel seca y deshidratada.
 
  • Eso sí, deja pasar unos minutos entre la aplicación de la crema hidratante y el maquillaje. Siempre se debe hacer así para garantizar el aspecto y la integridad de este último, pero mucho más en verano. Si no lo haces, es fácil que se cree una especie de efecto sauna, y comenzarás a sudar copiosamente. Es fácil que la piel no sea capaz de absorber las dos capas al mismo tiempo y se forme una especie de barrera que funcionará como una especie de film plástico, que nada tiene que envidiar al de la cocina.
 
Tomando el sol en la playa
Siempre con protector solar...
  • Si te vas a maquillar por la mañana, no te olvides del protector solar. Debes aplicarlo después de la crema hidratante y antes de la base de maquillaje. Te cuidado a la hora de elegirlo, porque muchos fotoprotectores aportan grasa y no maridan muy bien con el maquillaje. Tenlo en cuenta también para buscar una base más ligera para el día.


Elegir la base de maquillaje

  • Mi consejo número uno es: si quieres que tu maquillaje resista bien el calor, no lo uses. Cuida tu piel todo el año, para que puedas lucirla desnuda durante el verano. Si evitas las manchas, la falta de uniformidad del tono de la piel, las arrugas y las imperfecciones, no te hará falta maquillaje cuando llegue el calor.
 
    Mujer aplicándose maquillaje
  • Si no te atreves a ir sin ningún tipo de maquillaje, puedes optar por las opciones más soft: cremas con color, BB o CC cream o, incluso, mezclar tu crema hidratante con una pizca de maquillaje o polvos de sol. Eso sí, elige bien el tipo de producto, porque hay cremas coloreadas y BB o CC cream que aportan mucha grasa pasadas unas horas, justo lo que no quieres cuando llega el verano.
 
  • En el caso de que no quieras (o no puedas) prescindir del maquillaje, elige el adecuado para tu tipo de piel durante el verano. Opta por fórmulas oil-free y de textura ligera. Y recuerda que, si ya has tomado el sol, deberás modificar también el tono de la base de maquillaje para que se funda con tu piel. 
 
  • Otro requisito que debes pedirle a tu base de maquillaje en verano es que sea no comedogénica. Durante el calor es mucho más fácil que la grasa de las cremas y maquillajes de reacción y facilite la aparición de comedones e imperfecciones asociada a ella.
 
  • Una recomendación habitual para que el maquillaje dure más durante el calor es que sea una fórmula de larga duración. Pero no estoy de acuerdo con ella. Según mi criterio y experiencia, este tipo de base long-lasting sólo se debería utilizar si se tiene un compromiso, si este tiene lugar durante la tarde o noche o si hay imperfecciones importantes que cubrir. Es cierto que son bases muy duraderas, que se mantienen bien incluso con el calor, pero son demasiado potentes para llevarlas en esta época. Durante el día es más recomendable acabados menos cubrientes y más naturales.
 
  • Si vas a maquillarte con esmero, utiliza una base o primer. Siempre son recomendables, pero mucho más en verano. Ojo, si vas a utilizar una crema con color, una BB cream o una mezcla de hidratante y maquillaje, es mejor prescindir de estas prebases. Si normalmente te aplicarías sérum-hidratante-fotoprotector-prebase-maquillaje, el paso prebase no tiene mucho sentido si el proceso se reduce a sérum-hidratante-maquillaje en sólo uno.
 
    Polvos de sol
  • Si no tienes la piel muy seca, puedes optar por las bases compactas o los polvos de sol, aplicados con una brocha grande.
 
  • Funciona durante todo el año, pero en verano más aún: pon base de maquillaje sólo en las zonas más problemáticas y difumina muy bien; con los dedos o con pincel.
 
  • Procura utilizar poca cantidad, porque es más fácil mantener en perfectas condiciones una capa fina de maquillaje que una gruesa. No sólo se moverá menos de su sitio, además facilitarás que la piel respire y evitarás sudar copiosamente. Ya sabes, lo de menos es más
 
  • Por cierto, no te olvides del corrector, si lo necesitas. Eso sí, adapta su tono y textura a la base de maquillaje que vayas a utilizar y al bronceado (o no) de tu piel.
 
    Polvos compactos
  • Finaliza siempre que puedas rociando el rostro con agua termal o del grifo, pero que esté fría. Este sencillo gesto te ayudará a sellar el maquillaje y a incrementar su duración
 
  • Otro buen truco para mantener en maquillaje en verano es darte una pasada (ligera) con polvos sueltos, sobre todo en la zona "T"


Mantener el maquillaje a pesar de las altas temperaturas

  • Evita los cambios bruscos de temperatura, siempre que te sea posible. La piel comienza a sudar cuando pasa del calor intenso al frío, así que es mejor no pasar por ese trance que pone a prueba hasta el maquillaje más profesional. 
 
Playa en verano
Evita los cambios bruscos de temperatura
  • Lleva agua termal en el bolso y vaporízate cuando notes mucho calor. Te refrescará y sellará el maquillaje.
 
  • Si puedes, pásate un cubito de hielo por la cara si necesitas refrescar tu maquillaje. Eso sí, hazlo de una forma muy breve, porque el frío te puede quemar e irritar la piel.
 
  • Usa y abusa de los papeles y toallitas antibrillos. Si no tienes ninguno a mano, prueba a espolvorear unos polvos sueltos (pocos) en un pañuelo de papel y presiónalo suavemente por la cara, insistiendo en las zonas problemáticas (zona "T"). 
 
    Mujer aplicándose polvos sueltos
  • También puedes volver a aplicarte una capa muy ligera de polvos sueltos en las zonas conflictivas. Eso sí, no te excedas, porque puedes acabar con el maquillaje como engrudo. 
 
  • Si el maquillaje no ha resistido con una dignidad mínima, desmaquíllate y maquíllate de nuevo. Cuando se llega a un determinado límite de degradación en tu make up, no hay trucos que valgan, lo único que puedes hacer es comenzar de nuevo. 


Y, ahora, maquíllate sin miedo a pesar del calor...




Post relacionados:

15 Consejos para Acertar con Tu Base de Maquillaje
12 Consejos para que Tu Base de Maquillaje Dure y Dure (I) 
12 Consejos para que Tu Base de Maquillaje Dure y Dure (II) 
Cómo Conseguir que Tu Sombra de Ojos Dure Más
Cómo Hacer que tu Barra de Labios Dure (Casi) Todo el Día  
Cómo Aplicar Adecuadamente el Corrector de Ojeras (I)
Cómo Aplicar Adecuadamente el Corrector de Ojeras (II)
Cómo Utilizar el Corrector de Ojeras sin Base


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico