04 marzo, 2015

Propiedades de la Melisa

Melissa OfficinalisNo soy partidaria ni de la automedicación ni de la sobremedicación. Creo que las medicinas sólo se deben utilizar cuando son realmente necesarias y las recomienda un médico o un farmacéutico.


Por eso, ante una mala digestión de vez en cuando, prefiero una infusión antes que un medicamento al uso.


Lo habitual en mí era utilizar la típica manzanilla (con o sin anís), la menta poleo u otras similares. Y, aún así, no siempre me ayudaban con una digestión pesada.


Bolsitas de infusionEntonces descubrí la melisa. Esa planta con un nombre tan bonito y primaveral es estupenda para solucionar una mala digestión. Y, además, tiene un sabor y un olor de lo más suave y delicioso.


Su denominación oficial es Melissa officinalis, aunque es conocida también como citronela, toronjil, hoja de limón o limonera, entre otros nombres.


Por eso, en este post te comentaré algunas de sus virtudes, no sólo las digestivas. También algunas de las precauciones que hay que tener.


En cualquier caso, antes de tomar un remedio natural, debes consultar a tu médico o farmacéutico. No sólo ya por si es algo adecuado para ti, también para que valore el malestar o problema que te lleva a utilizar un remedio, por si fuese algo más serio. Una taquicardia puede ser consecuencia de los nervios y, si este fuese el caso, la melisa es estupenda, puesto que es tranquilizante; pero ¿y si la taquicardia no tiene que ver con los nervios y es el síntoma de un problema cardíaco? ¡Mucho cuidado con el autodiagnóstico!


Dicho esto, aquí van las características de la melisa:
 

Propiedades digestivas


    Tetera con infusión
  • Facilita la digestión.
  • Combate los dolores de estómago de tipo nervioso.
  • Ayuda en caso de vómitos relacionados con el estrés, la tensión y los nervios.
  • Es carminativa, por lo que combate los gases.
  • Por su ligero poder astringente, es útil en caso de diarreas leves.
  • Evita el mal aliento (masticando hojas de esta planta o gracias al efecto digestivo de las infusiones).
  • Ayuda en los tratamientos depurativos del hígado.

 
Propiedades tranquilizantes


    Estres
  • Es tranquilizante y ayuda a serenarse.
  • Ayuda a combatir el estrés y los problemas de angustia.
  • Por su poder hipnótico y sedante es perfecta para luchar contra el insomnio.
  • Ayuda a reducir las taquicardias de tipo nervioso.
  • Mejora los espasmos musculares de origen nervioso.


Propiedades analgésicas


    Dolor de cabeza
  • Por su poder antiespasmódico es perfecta para combatir los dolores menstruales, al relajar los espasmos del útero que son los que causan las molestias durante la regla.
  • Ayuda con los dolores de cabeza, sobre todo con los de tipo tensional.
  • Combate en cierta medida los dolores dentales (enjuagues) y de oídos.

 
Otras propiedades


  • Ayuda con los ataques de tos de tipo asmático, precisamente por ser antiespasmódica.
  • Al tratar el estrés y tener propiedades tranquilizantes, ayuda a disminuir la tensión arterial cuando las subidas son de tipo nervioso.
  • Mejora el apetito sexual femenino.


Precauciones


  • No es aconsejable en embarazadas.
  • No deberían utilizarla personas con problemas hepáticos graves.
  • En infusión es muy segura, pero es necesario tener mucho cuidado en forma de aceite esencial, puesto que en esta forma es muy tóxica. Siempre debe utilizarse diluida y, aún así, hacerlo con precaución.


Otra formas de utilización


  • En forma de alcohol de melisa para realizar friegas en caso de dolores musculares.
  • Para baños relajantes, añadiendo 1 cucharada de infusión de melisa por 1/2 litro de agua.
  • En forma de infusión ligera de uso tópico, para luchar contra las pieles grasas, por su potencial astringente.
  • También en infusión ligera como antimosquitos. Sólo hay que diluir 20 gotas de aceite esencial en 100 ml. de agua y vaporizar la mezcla sobre el cuerpo.
    Masaje
  • En forma de aceite de masaje, para mejorar los efectos del asma, la bronquitis o la tensión. Para ello sólo hay que mezclar unas pocas gotas de aceite esencial de melisa con un aceite neutro de masaje.
  • En crema o ungüento para curar las heridas que no cicatrizan o las llagas.
  • En infusión ligera como bactericida y antiséptico natural. 

 
Y, ahora... ¿te apetece una infusión de melisa?







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico