13 noviembre, 2012

15 Consejos para Acertar Con Tu Base de Maquillaje


Debes elegir la textura más adecuada a tu tipo de pielLa base de maquillaje puede ser nuestro mejor aliado... o nuestro peor enemigo. No sólo por cómo lo aplicamos, también por cómo lo elegimos.

 
Para acertar a la hora de comprar nuestra base de maquillaje, aquí tienes 15 consejos que te ayudarán en esta tarea:

  
1.- Debes conocer tu tipo de piel: seca, grasa, mixta o sensible (hay más tipos, pero estos son los principales). Según sea tu piel, deberás elegir un tipo de maquillaje u otro. Por ejemplo, las pieles secas no toleran bien los maquillajes con efecto mate o con acabado empolvado.


2.- Haz una labor de exploración y mira qué otras zonas de tu piel tienen un tono similar al de tu rostro. Eso te servirá a la hora de probar las bases en la tienda, por si no puedes hacerlo en la cara.

 
El maquillaje debe ser tu aliado, no tu enemigo3.- Te conviene conocer los tipos de base de maquillaje que puedes encontrar en el mercado: fluidos, crema, mousse, stick, compactos, etc. Y, por supuesto, la técnica de aplicación que necesita cada uno. Si sueles tener prisa a la hora de maquillarte por la mañana, busca texturas que se puedan aplicar rápidamente con los dedos, como los fluidos y las mousses.

 
4.- También debes conocer sus formulaciones y propiedades: oil-free (ideal para pieles grasas o mixtas), larga duración (duran mucho pero tienen una cobertura alta, lo que implica que no son adecuadas para pieles maduras o cuando se busca un acabado natural), efecto lifting (ayudan con el descolgamiento de los tejidos), acabado tipo empolvado, etc.

 
5.- Tienes que tener claro qué tipo de cobertura necesitas: muy natural, cobertura media o cobertura alta. Para ello tienes que tener en cuenta para qué tipo de ocasiones necesitas el maquillaje, tu edad, el estado de tu piel. Piensa que el maquillaje deberá resaltar tus puntos fuertes, no tapar los defectos.

 
6.- Debes saber qué tipo de gama de color elegir. Las pieles que tienden a rosa, deben elegir bases con ese color entre sus pigmentos; las pieles que tienden a amarillo-oliva, tienen que buscar bases con esa gama de color. Para saber qué tipo de piel tienes: rosa o amarilla, sólo tienes que mirar las venitas de tu brazo: si se ven azules, tu tono es rosado; si tiran a verdosas, tu tono es amarillo-oliva. Cuidado con intentar cambiar tu color natural con la base, el resultado es desastroso.

 
Elige el color y tono más adecuados a tu piel, buscando que se fundan con ella7.- Tienes que elegir el tono adecuado, ni más claro ni más oscuro que tu piel. Intentar parecer más bronceada con la base es un tremendo error, porque se acaba con un aspecto terroso, plano y artificial. Si quieres parecer más morena, utiliza los polvos de sol, el blush y los iluminadores; no un tono más oscuro que tu piel. También debes tener en cuenta que el tono de la piel no es el mismo en todas las épocas del año, así que, puedes tener más de un tono según la estación.


8.- Busca información y hazte una lista de qué productos te llaman la atención y que más se adaptan a lo que necesitas antes de ir a comprar. Te servirán de guía para hacer una mejor compra.

 
9.- Busca establecimientos donde puedas probar las bases sin problemas. Por desgracia, existen algunas tiendas que no facilitan que puedas mirar, probar y preguntar a tu antojo.

 
10.- Elige establecimientos donde los vendedores tengan formación adecuada. No todos los dependientes de perfumerías y departamentos de cosmética cuentan con los suficientes conocimientos para asesorarte. Si no sabes dónde acudir, pregunta a amigas o busca en internet. Una sugerencia: si te atiende una dependienta, mira cómo va maquillada ella; si ves que lleva un maquillaje impecable y que se acerca a tu estilo, pídele consejo sin dudarlo. Si la dependienta luce un maquillaje terrible, mal aplicado y que resalta todos sus defectos... ya sabes lo que tienes que hacer ;)

 
11.- Ve a comprar tu base de maquillaje con la cara lavada y bien hidratada. 

 
12.- Pruébate la base en la  mandíbula, nunca en el dorso de la mano, como suele ser habitual. Y, si no puedes, aplícatelo en la zona que ya hayas verificado que es la más parecida a la de tu rostro. Aplícate entre 2 ó 3 líneas de maquillaje, para ver qué color es el que se funde con tu piel. 

 
Prueba el maquillaje con luz natural13.- Espera unos 10 minutos para que los pigmentos y otros componentes del maquillaje interactúen con tu piel y se asienten en ella, porque ese será el color final del maquillaje.

 
14.- Si te es posible, sal a la calle y mira el resultado de la prueba con luz natural. Así podrás comprobar cómo queda realmente el color sobre tu piel, porque la luz que suele haber en las tiendas desvirtúa mucho el color de la base.

 
15.- Un consejo plus: prueba todas las muestras de base de maquillaje que regalan en las revistas femeninas o las que te hayan dado en tu perfumería habitual. Aunque los colores no serán los más adecuados para ti, sí podrás ver el resultado en cuanto a textura, cobertura y facilidad de aplicación. Luego sólo tendrás que ir a la tienda a encontrar el producto que más te haya gustado entre los que ya has testado.

 
Y ahora, a pintar...



2 comentarios:

  1. Hola!!

    tu site está genial, me gustaria afiliarlo a mi blog, por mi parte te pediría que enlaces mi web y así poder beneficiarnos con más visitas.

    me respondes a miamicenter@drjohnnydelcastillo.com
    Saludos, Maju Saenz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Maju. Gracias por dejar tu comentario. Me alegra que te guste el blog. Ya te he respondido en tu email. Saludos.

      Eliminar

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico