30 agosto, 2012

Si Quieres Ser la Anfitriona Perfecta, Toma Nota (II)


Tal y como os prometí, aquí tenéis el resto de consejos, 10 más,  para ser una anfitriona perfecta:


11.- Te aconsejo usar una vajilla lisa, donde la comida pueda lucir en todo su esplendor. Los platos con diseños muy elaborados son muy bonitos pero desmerecen el aspecto de la comida (que con tanto esmero has preparado). Y olvídate de platos de distintas vajillas que tengas descabalados en tu armario, mejor todos iguales. Es una fiesta, no un mercadillo.


12.- Aunque sea una comida informal, cuida la presentación de la mesa, colocando cada pieza en su lugar. Utiliza la imaginación para decorarla. Eso sí, procura que sea una mesa cómoda para los invitados; una mesa con muchos cachivaches encima o con flores que no dejan ver a los comensales, puede ser un pequeño desastre que arruine tu trabajo.


Busca un ambiente cálido ayudándote ocn velas13.- Si se trata de una cena o fiesta nocturna, pon velas por todas partes; si son aromáticas, mejor. Y no te olvides de las flores o de las plantas aromáticas (hierbabuena, tomillo, etc.). Ojo, las velas no se encienden hasta que no se pone el sol. Cuida de que haya una buena iluminación, pero nunca directa ni con luz fría, debes buscar sensaciones cálidas.


14.- No te olvides de la música: agradable, variada y con un volumen que permita la conversación.


La música ayuda a crear el ambiente que deseas15.- Cuida tu imagen. Aunque sea una cena informal, cuida tu aspecto y no dejes para el último momento o abrirás la puerta con el aspecto de la niña de El Exorcista.


16.- Recibe y saluda a todos los invitados con una sonrisa. Y haz lo mismo al despedirlos, dándoles las gracias por su asistencia. Debes prestar atención a todos y cada uno de los invitados, sin monopolizar a ninguno.


17.- Intenta no invitar a personas que no se llevan bien o con las que puede haber conflictos. Invitas en tu casa para pasar un rato agradable.


18.- Si hay invitados que no se conocen entre sí, cuida de presentarles; no sólo con su nombre, también con alguna afición o particularidad que pueda servir como introducción. Con esto conseguirás que los invitados puedan sentirse integrados más fácilmente. No es lo mismo "os presento a Pepe", que "os presento a Pepe, es un buen amigo y un escritor en ciernes". Con la primera frase, dejaremos a Pepe en el grupo de invitados sin saber qué hacer; con la segunda damos pie a que le pregunten por su afición o por la relación que le une contigo, lo que le incluirá en el grupo fácilmente.


El vino debe maridar a la perfección con tu menú19.- Recuerda que si los invitados llevan vino, licores o un postre, No tienes porqué ofrecerlo en la comida o cena, salvo que realmente te apetezca hacerlo. Tú ya has preparado el menú y has comprado las bebidas acorde con él. Si has preparado un besugo divino y lo vas a maridar con un Albariño excelente, no tienes porqué servir el vino tinto peleón que ha llevado tu cuñado, salvo que quieras arruinar el plato. Y si has preparado un estupendo soufflé que te ha llevado horas hacer, no tienes porqué sacar como postre la tarta de queso que ha llevado la novia de un amigo, la anfitriona y la que se tiene que llevarse los halagos por la comida eres tú... y siempre puedes sacar la tarta para merendar.


20.- Y nunca, nunca, comiences a recoger hasta que todos los invitados se hayan marchado. Ya sabes: los platos sucios se lavan en privado... ;)


Espero que estos consejos te hayan sido de utilidad.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico