27 agosto, 2012

Si Quieres Ser la Anfitriona Perfecta, Toma Nota (I)


¿Quieres hacer una cena con amigos? ¿Te vas a encargar tú de la comida de Navidad familiar este año? ¿Quieres dejar sin habla a tus compañeras de trabajo a las que has invitado a un brunch el domingo? En este post, que estará dividido en dos partes, tendrás 20 consejos para ser la anfitriona perfecta, y sin perder los nervios.


Aquí tienes los 10 primeros consejos:


1.- Antes de nada piensa que recibir a amigos o familia en casa es un motivo de alegría, no una obligación. Si no te apetece organizar nada en tu territorio, busca uno neutral; nuestro país está lleno de bares y restaurantes que estarán encantados de atenderos.


2.- Planifica con tiempo el evento, siempre que te sea posible.


3.- Prepara un plan de trabajo que incluya también el presupuesto. Y cíñete a él todo lo que puedas. Te dará confianza, no hará estragos en tu economía y será tu pasaporte para el éxito. Hacer listas es una gran ayuda en estos casos.


No te compliques con el menú, buena calidad y poca elaboración
4.- Procura que sea un buen momento para todos: para ti, para el resto de miembros del hogar y para tus invitados. Preparar una cena para los amigos cuando hay un Madrid-Barça y sabes que más de mitad de ellos irán al campo a ver el partido, no es una buena idea.


5.- A la hora de diseñar el menú, ten en cuenta si alguno de los invitados tiene una dieta especial, y tenla en cuenta: vegetarianos, bajo en sal o colesterol, celíacos o alérgicos.


6.- Piensa en un menú que no te impida estar con tus invitados en todo momento. Así que evita los platos que necesiten frituras o vigilancia constante en la cocina. Los invitados vienen a estar contigo, algo imposible si te pasas el tiempo en la cocina: salvo de te decantes por una cooking party.


7.- Ten en cuenta los pequeños grandes detalles: un cesto con un surtido de panes increíbles, cupcakes para el café, una barra libre de infusiones originales para la sobremesa...


Un surtido de panes apetitosos es un aciertoLos pequeños detalles son los que marcan la diferencia


8.- Aunque es obvio: limpia tu casa y, en especial, los lugares donde sabes que estarán los invitados: cocina, baños, salón, terraza, etc.


Deja todo lo que vayas a necesitar, preparado con tiempo9.- Deja todo lo que vayas a necesitar preparado de antemano y en perfecto estado de revista: menaje, cubertería, comida, bebida, etc. La previsión (no la compulsión) aumenta la seguridad y la confianza, así no te pondrás nerviosa antes de la fiesta.


El baño debe estar en perfecto estado de revista10.- Ocúpate de que el baño esté perfectamente acondicionado: toallas, papel higiénico (con uno más de reserva), toallas, pañuelos de papel, jabón, crema de manos, un peine, velas, papel de armenia... Mi consejo es poner toallitas pequeñas (tipo bidé) enrolladas en un cestillo para que cada invitado pueda tomar una de ellas al secarse las manos: es más higiénico y estético. En este caso, pon también un recipiente para que tus invitados puedan depositar la toalla después de usarla.



Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico